Pintar mandalas en piedras: puntillismo

El puntillismo es una técnica artística que consiste en realizar una obra pictórica con diminutos puntos. Elspeth McLean es una artista australiana que pinta hermosos mandalas en piedras del océano. Su obra es espectacular, y te invito a que visites su web porque te vas a quedar con la boca abierta. Su sentido del color y la simetría es hipnotizante.

Piedras pintadas por Elspeth McLean

Material para pintar piedras con mandalas

  • Piedras: Con cantos redondos, a tamaño y forma a gusto del artista. Puedes jugar con sus volúmenes, aunque lo más sencillo es utilizar piedras con superficie plana para que nos resulte más fácil crear el mandala.
  • Pintura acrílica: Especial para superficies porosas. Nos pueden servir las témperas de toda la vida.
  • Set de punzones para manicura: Sí, lo habéis leído bien, esos punzones que utilizan los profesionales para hacernos dibujitos en las uñas.
  • Barniz vitrificador: Puede ser brillante o mate dependiendo del acabado que queramos conseguir.
  • Rotuladores acrílicos: Podemos sustituir los punzones y la pintura por rotuladores. El resultado y el efecto no va a ser el mismo, pero puede resultar más sencillo.

Hemos seleccionado unos artículos que consideramos de calidad para que tengas todo lo necesario para realizar esta actividad de piedras pintadas. Incluso si no vives en un lugar dónde sea fácil conseguir este tipo de piedras, las puedes comprar.

Cómo pintar mandalas en piedras

Realizado por canal Youtube “coloreando.ando.yo”
  1. Lavaremos las piedras para que no tengan ningún residuo de tierra ni polvo y las dejaremos secar muy bien, si es al sol, mejor.
  2. Daremos una primera capa de color en toda la piedra que nos servirá de base para empezar a pintar, y hacer que los colores que pongamos encima resalten. Podemos elegir el color base que más nos guste.
  3. Marcaremos nuestro centro. Los mandalas son dibujos circulares con simetría, por lo que la determinación del centro es importante para que podamos trabajar posteriormente. Cogemos un punzón (yo recomiendo el más grueso) y marcamos este punto guía.
  4. Empezaremos a pintar al rededor de este circulo principal pequeños círculos. Ya podemos empezar a jugar con los colores.
  5. Jugamos también con el tamaño de los puntos, combinando grandes con pequeños, teniendo en cuenta siempre la simetría.
  6. Cuando tengamos el los puntos base, empezamos a rellenar con pequeños puntos los huecos de color base para darle mayor complejidad.
  7. Sobre los puntos más gruesos, vamos a realizar puntos más pequeños con otro color. Puede ser un color de la misma gama. Por ejemplo, si hemos usado un azul oscuro, podemos pintar encima un punto más pequeño de un azul claro.
  8. Cuando esté finalizado, podemos dar una capa de barniz vitrificador para proteger los colores y que se mantenga intacto. Recordar que depende del tipo de barniz utilizado, el tiempo de secado puede variar.

Os dejo con un vídeo explicativo de un canal que he descubierto y me ha encantado. No tiene audio, pero no es necesario porque la chica lo realiza de forma muy metódica y le queda genial.

Arteterapia y mandalas: Colorear mandalas es bueno para tu mente y espíritu.

Pintar mandalas está de moda, pero no te equivoques, porque tiene numerosos beneficios y te ayuda a desarrollar tus capacidades mentales.

“Mandala” en sanscrito quiere decir “círculo”. Aunque sus comienzos son en la tradición hinduista, poco después pasó al budismo. También encontramos representaciones en el cristianismo, por ejemplo en los rosetones de las iglesias góticas. Son representaciones con un fondo espiritual, ya que son una muestra de una pequeña parte del universo.

Cada mandala es único, y tiene un diseño libre. Son parte de un proceso creativo que representa partes muy importantes de nuestro subconsciente. Depende de los colores que utilicemos, pueden tener un significado diferente. Vamos a verlo.

El significado del color en los mandalas

Verde (Chakra del Corazón): Se asocia con la vida, la fertilidad y el crecimiento. Está ligado al equilibrio, el bienestar y la calma. Es el color más relajante para nuestro ojo, por lo que nos transmite serenidad.

Azul (Chakra Garganta): Está asociado con la fantasía, y junto con el color blanco, está ligado a las cualidades intelectuales y la concentración. Dependiendo de su grado de saturación, puede tener significados distintos. De este modo, el azul claro se asocia a la salud y la tranquilidad, mientras que el azul oscuro, se asocia al conocimiento y al poder.

Rojo (Chakra Raíz): Es un color con una gran fuerza. Representa la pasión, el poder, la vitalidad y el peligro. En meditación, a la hora de resolver un conflicto, muchas veces se pide concentración en este color ya que otorga seguridad en ti mismo.

Amarillo (Chakra Plexo Solar): Es el color de la alegría y la inteligencia. Ayuda a canalizar el intelecto y también está relacionado con la mejora de problemas del aparato digestivo.

Naranja (Chakra Sacro): Es un color secundario, y está asociado con el entusiasmo y la originalidad, así como con las personas extrovertidas. Hace crecer nuestra autoestima para que podamos lograr nuestros retos.

Violeta (Chakra Corona): Podríamos decir que se trata del color mas espiritual. Nos permite entrar en contacto con nuestros pensamientos más profundos. También se relaciona con la melancolía y la pena.

Índigo (Chakra del Tercer Ojo): Es una de las variedades del color azul, que se encuentra en transición hacia el violeta. Es un color poderoso, asociado con la intuición. Podemos visualizar a través de este “tercer ojo”.

Beneficios en los niños de pintar mandalas

Los expertos coinciden en que al colorear mandalas, los niños pueden obtener una serie de beneficios. Además, se trata de una actividad sencilla con beneficios cognitivos y que ayudan a su modo de expresarse. Los beneficios de que los niños pinten mandalas son:

  • Pueden expresar sus sentimientos e ideas a través de la expresión plástica.
  • Ayuda a desarrollar la paciencia y la constancia, ya que se trata de una actividad que requiere tiempo y tranquilidad para realizarla.
  • Estimulan la autoestima y el sentido por las cosas bellas.
  • Activan la concentración y fomentan la atención.
  • Beneficia la psicomotricidad de los dedos.
  • Son un canal de aprendizaje de figuras geométricas y colores.

Beneficios de colorear mandalas en los adultos

Al pintar un mandala, trasladamos la esencia de nuestro ser y la plasmamos en un papel. Dejamos que fluya nuestro subconsciente, por lo que cada persona responde a ellos de una manera diferente, independientemente de su edad, género o cultura. Numerosos estudios realizados por terapeutas de diversas ramas, han demostrado sus efectos positivos. Veamos cuales son.

  • Reduce nuestros pensamientos negativos, al centrar nuestra atención en otra actividad. Podríamos decir que estamos realizando un acto de meditación.
  • Disminuye el estrés.
  • Aumenta nuestra capacidad creativa.
  • Ayuda a nuestro cerebro a liberar endorfinas que nos producen una sensación de bienestar.
  • Cuando pintamos, activamos los dos hemisferios cerebrales.

Cuando terminamos de colorear un mandala, nos invade una sensación de satisfacción indescriptible. Hemos plasmado nuestro ser en ese dibujo, en esos colores. Lo miramos y nos aporta belleza y bienestar.

Libros de mandalas para colorear

Hemos realizado una selección de los mejores libros para pintar mandalas. Encontrarás libros de mandalas con frases, libros de mandalas de animales, para adultos, para niños… Puedes pasarte por nuestra sección libros y comprar el que más te guste. ¡Esperamos que lo disfrutes!